Princesa quiere saber

Por Lizue Martínez Rodríguez

Llevar un nombre no es cosa de juegos. Eso lo aprendí el día en el que mi mamá me enseñó a escribir mi nombre trazando palitos cortos en una hoja con un mochito de lápiz. Cuando terminé y mis ojos vieron por primera vez aquella palabra fue como si empezara a conocerme. De golpe cada pieza se acomodó dentro de mí.

Pero cuando el nombre tiene su propia historia, entonces todo se vuelve más interesante. Eso le pasa a la protagonista de este libro, escrito por Enrique Pérez Díaz y titulado “Cuando te llamas Princesa”. Todo comienza cuando Princesa, una niña sorprendente de once años, quiere descubrir el origen de su nombre y de su familia. Y este es tan solo el pórtico, la entrada a un mundo deliciosamente azul donde se entrelazan a la perfección las narraciones históricas contadas por sus abuelas, sobre reinas, duquesas y emperatrices llegadas desde lejos, con el día a día de una niña que ha crecido sin la presencia de sus padres.

La búsqueda de un amor que ponga fin a la soledad dentro de una multitud de secretos y conflictos familiares, hacen de Princesa, contra todos los pronósticos, una chica alegre, irreverente y desenvuelta, capaz de ver la parte positiva de la vida. Desde las primeras páginas se puede escuchar su voz-remolino, que atrapa al lector en una realidad casi palpable para guiarlo entre reinas africanas, saltos de altura, barcos piratas, pasarelas y piropos. Solo le da un respiro cuando de pronto, entre tanta vida cotidiana, llega la magia a trastocarlo todo o a desatar nudos ancestrales.

“Cuando te llamas Princesa” es un libro-arte que Enrique Pérez Díaz y Ediciones La Luz le regalan a los pequeños lectores. El diseño de Roberto Ráez y las ilustraciones vívidas de Dagnae Tomás permiten contemplar a sus personajes con sus matices, expresiones y contrastes. Tanto el texto como sus imágenes, son un canto a la belleza de la raza y a la mezcla cultural de la Isla. Un dibujo que se aleja del cuento clásico para iluminar la imaginación con una visión diferente y contemporánea sin castillos ni carrozas.

Pero eso sí, y este es el último adelanto. Si alguna niña quiere ser una princesa… no le puede tener miedo a los sapos.

Share

Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2021/07/princesa-quiere-saber/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.