CONVOCATORIA XXII Premio Celestino de Cuento (+video)

Ediciones La Luz y la sección de Literatura de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, convocan al XXII Premio Celestino de Cuento. El certamen se regirá por las siguientes bases:

  • Podrán participar todos los escritores cubanos, residentes en el país, miembros o no de la AHS, menores de 36 años …

    Seguir leyendo

  • Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2021/02/convocatoria-xxii-premio-celestino-de-cuento-video/

    Un libro de madurez

    Por Fernando Rodríguez Sosa

    Poesía, poetas, poemarios, centran la atención de un libro que se propone, y logra, nuevas e interesantes reflexiones sobre un tema que, a lo largo del tiempo, ha motivado el interés de investigadores de diversas latitudes del mundo.

    Complexidad de la poesía (Ediciones La Luz, Colección Capella, Holguín, 2018, 176 pp) es el sugerente título de esa obra en que su autor, Virgilio López Lemus, entrega certeras y valiosas indagaciones.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2021/01/un-libro-de-madurez/

    Robert Ráez y el arte del cartel

    Por Eugenio Marrón

     

    En primer lugar, es ineludible recordar que el verbo del cartel es la litografía; claro, me refiero a ello desde lo posible del primer versículo del Evangelio de San Juan: “En el principio era el verbo…”. Así las cosas, hablando del cartel hay que decirlo sin inconvenientes: en el principio era la litografía, porque la gran innovación del cartel llegó con el aprovechamiento de sus posibilidades y el uso del color, que viabilizaron ilustrar de una manera impetuosa y con ella alcanzar una mayor huella en la cotidianidad. Su

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/12/robert-raez-y-el-arte-del-cartel/

    Como el sorbo de agua*

    Por Belkis Méndez
    Nunca escuché hablar de Dulce María Loynaz. Cuando a principios de 1990 alguien trajo a la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola” un ejemplar de Poesías Escogidas, la escritora resultó desconocida para mis compañeras de labor. Cierro los ojos y me veo absorta leyendo en silencio o en voz alta versos que no quise disfrutar a solas. La poesía de la Loynaz me acompañó cada viernes, en el camino que me llevaba a las prisiones de Holguín. De un lado, los muros tras los que se encontraban hombres y mujeres que descubrieron a la poetisa por las actividades de promoción de la lectura. Al otro lado del camino, un campo de girasoles me regalaba, al entrar y salir del recinto penitenciario, la presencia de la belleza.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/12/como-el-sorbo-de-agua/

    Preguntada desde el espanto*

    Por Adalberto Santos

    Yo también quise para mí una casita japonesa junto a un remanso de aguas y el ritual de un desayuno de peces y legumbres. Pero tengo el vocerío de mi amada madre espantando las aves del amanecer, llamando al lechero que tarda o se demora entre las sombras, allá donde no puede verle. Yo también pude ejercer de masturbador anónimo en el metro de New York con Halloween y gente espantada y escondida detrás de la mascarada. Yo también quise darle vida a la palabra que seca en la tinta, aun sin saliva, pero la forma de la vida se me escapa entre los días que transcurren. Pero no quise morir ni una sola vez, pues no hay gloria en la muerte que no sea de ausencia. Por eso quiero llamarte, quedo, como se llama a un animal propio y místico. Nombrarte: Marina Perezagua, desde el maelstron distante. Ven a hablarme con tu palabra de tinta seca y cuerpo vigoroso que hiende la vida. Háblame del amor que alumbra los cuerpos, que produce una electricidad continua hasta consumirse y dejar la casa de la pasión a oscuras y fría. Háblame de la hibakusha, a quien la flor atómica despojó de sus atributos de varón. ¿Qué tan ardua fue su vida? ¿Qué tal la vida sin un pene, colgando como un parásito al que hay que darle de comer y asear? ¿Qué tal la libertad de escogerse? Dime también de los amantes prohibidos por las circunstancias, de un amor que está hecho de lianas y verdor y animales salvajes y también de muerte, de un amor que lleva por gracia y castigo el cuerpo de su amante a las espaldas y ve convertirse el rictus amado en la risa perpetua y calcárea de la eternidad.

    Escribirte y preguntarte me duele, con el dolor y aprehensión de quién padece, rehén

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/11/preguntada-desde-el-espanto/

    Lista de razones para leer las listas de Isabel Cristina

    Por Liset Prego

    Porque Estática milagrosa. Listas para vencer y no ser vencidas, no se parece a nada, a ningún libro publicado antes por Ediciones La Luz. Podría decirse que es poesía y no estaríamos mintiendo, que es crónica de la realidad y de nuestro tiempo, también sería acertado. Que es personalísimo inventario de tesoros, de estampas familiares, de olores típicos de una calle en Centro Habana, de amaneceres en el malecón, es la pura verdad.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/11/lista-de-razones-para-leer-las-listas-de-isabel-cristina/

    Canción que dice la verdad*

    Por Danilo Guerrero Montero

    Un proverbio ruso afirma que “los cuentos fabulan, pero una canción te dice la verdad”. Tamaña sentencia puede convidar a vivir y a soñar la música como una parte indisoluble de nuestra existencia y puede brindar la seguridad de que el tarareo de una copla nunca abandonará nuestros labios.

    Las historias de los pueblos se cuentan también a través de sus canciones. Líricas que desde la memoria se van entonando y variando hasta permear la identidad de una nación. Los bardos asumen el rigor de la dura y dulce tarea. Brindan la magia sutil de una entonación y una poesía, que en nuestra peor angustia llegan para recogernos el alma de la tormenta y la desolación.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/11/cancion-que-dice-la-verdad/

    Escrito sobre piedra de rayo*

    Por Luis Yuseff

     

    Fue R. quien lo trajo a casa. De regreso a la pequeña choza en la provincia me esperaba un muchacho de pelo negro ensortijado. Algo más que sus veinte años rampantes lo distinguía: su silencio. El silencio que, de pronto, me hace parecer a los ojos de mis invitados inseguro, ansioso, desarticulado. El silencio de un dulce muchacho nacido en la calma aparente de su provincia y educado en la prudencia de sus mayores. Un silencio que pocos saben guardar sin resultar por ello descorteses o desmotivados. Un silencio que tiene que ver más con las palabras que con el sonido mismo. Un silencio que ha desterrado de sus dominios a la era digital. Un silencio animal. Y después de las necesarias presentaciones: pues un poco más de silencio. Casi terminando la tarde llegaron las tazas para tomar juntos el té, y aquello se fue pareciendo a una amable costumbre. Tomar juntos el té. No a las cinco de la tarde, de un día pactado, sino a la hora imprevista de un día cualquiera.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/10/escrito-sobre-piedra-de-rayo/

    Viaje errante con Rimbaud por ríos impasibles*

    Por Erian Peña Pupo

    Los franceses tienen cierta predilección por la precocidad y después por el silencio o la muerte: con apenas 17 años Raymond Radiguet publicó El diablo en el cuerpo. Falleció a los 20 de fiebre tifoidea. Poco antes de morir, con 27 años, Alain-Fournier dio a conocer El gran Meaulnes. Su cuerpo fue encontrado en una fosa común alemana en los días de la Primera Guerra Mundial. Y Arthur Rimbaud, el más precoz y deslumbrante de todos esos “enfant terribles”, había zanjado en dos, con un golpe en pleno rostro, la literatura francesa para después, sobre los 19 años, olvidarse de todo eso y partir al mundo a errar “por ríos impasibles”.

    Esos golpes viscerales, a fuerza de imágenes, originalidad y alucinaciones, se llaman Una temporada en el Infierno (1873) e Iluminaciones (1874). En estos poemarios Arthur Rimbaud transitó del simbolismo, influido por sus idolatrados Stéphane Mallarmé y Charles Baudelaire, a quien llamó “un dios, el rey de los poetas”, al decadentismo, al lado de su amado Paul Verlaine.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/10/viaje-errante-con-rimbaud-por-rios-impasibles/

    DJ Arte, de la poesía a la música electrónica, una Entrada de emergencia

    Por Elizabeth Soto

    Estábamos reunidos y no era muy informal la cita, estábamos como de costumbre en ese sitio de Luz, conversando con Luis Yuseff sobre cómo queríamos, los más jóvenes, en calidad de espectador, que fueran a partir de ahora las peñas de literatura que celebramos cada semana en los espacios habituales: Abrirse las constelaciones, Oda a la joven Luz y el más reciente Entrada de emergencia, con la intención de darle un enfoque más entretenido por los que apuestan por escuchar literatura y para que de cierto modo, tuviera más adeptos que de costumbre. Lo cierto es que todos los planes de estrategia de promoción cultural que nos hemos estado trazando hasta el momento en las redes van teniendo muy buena acogida en cuanto al alcance de las publicaciones, las interacciones y los registros de visita, gestión que realiza Lilian Sarmiento, una desenfadada y moderna estudiante de Periodismo que conjuga sus estudios con la estancia casi diaria dentro de las actividades que prepara también el equipo creativo de la editorial.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/dj-arte-de-la-poesia-a-la-musica-electronica-una-entrada-de-emergencia/

    Algunos delirios corporizados de Alberto Garrandés

    Por Erian Peña Pupo

    Todo delirio, podría pensarse, presupone un estado de psicosis. Estos deben cumplir varios requisitos: ser una idea firmemente sostenida pero con fundamentos lógicos inadecuados, ser incorregible con la experiencia o con la demostración de su imposibilidad, y ser –subrayemos esto– inadecuado en el contexto cultural del sujeto que la sostiene. Alberto Garrandés lo sabe: ha amasado los suyos con las levaduras de un erotómano perspicaz y al mismo tiempo desbocado: sus delirios –alimentados por la cercanía de varios maestros memorables– desbordan las páginas de cualquiera de sus libros. Son, delirios al fin, recurrentes, intensos, insistentes, perturbadores, pérfidos…

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/algunos-delirios-corporizados-de-alberto-garrandes/

    Para festejar una vida

    Por Manuel García Verdecia

     

    Traducir poesía es un mal necesario: no siempre se alcanza a transmitir el asunto en exactitud, pero es el único modo de vislumbrar sus contenidos. De otro modo (hasta que la neuroinformática no invente un chip que colocado en nuestro cerebro nos permita leer todos los idiomas) nos sería casi imposible acceder a tantos y tantos mundos plenos de sentido y vida que en las diversas lenguas se expresan. Es labor ardua, más propia del chamán, el adivino o el médium, que de un simple mortal con cierto dominio de otra lengua. Definitivamente no se trata solo de lo lingüístico, sino del complejo tejido personal y sociocultural donde la lengua se inscribe. Las palabras, bien se sabe, son esquivas y ambiguas, las visiones e intenciones del poeta no siempre resultan evidentes. Es siempre un terreno de ambigüedad y bifurcaciones elusivas. La tarea se vuelve más difícil cuando se trata de un poeta con el cual ya no se puede establecer un diálogo aclarador. Lógicamente, si se ha ejercido la creación poética, ese estado impreciso entre la intuición y la revelación que nos visita, una vez que uno consigue instalarse con sus sentidos en el ámbito del poeta a traducir (condición primera para lograr una versión aceptable), ayuda a abrirse paso en el denso bosque de implicaciones… Pero nada es absolutamente seguro.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/para-festejar-una-vida/

    Diálogos con Heras León

    Por Fernando Rodríguez Sosa

    Toda entrevista es siempre una imprescindible fuente de información. Mediante ese juego de preguntas y respuestas entre un entrevistador y su entrevistado, es posible confirmar lo ya conocido y, aún lo más importante, descubrir lo insospechado.

    Reflexión fácil de comprobar con la lectura del volumen titulado Eduardo Heras León: en el aula inmensa de la vida (Ediciones La Luz, Colección Memoria Nuestra, Holguín, 2018, 272 pp), con compilación y selección de entrevistas a cargo de Yunier Riquenes García.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/dialogos-con-heras-leon/

    Para leer a una mujer-primavera

    Por Liliana Sarmiento

    Un día le escuché decir que sus tetas lloraban. Entre la poética y la maternidad, parecía que la metáfora se hacía agua. En aquel momento miré mi pecho, no mucho más abultado que ahora, y sentí que también lloraba. Ese día supe quién era Elizabeth Soto, la poeta, y alguien tocó mis tetas. Durante mucho tiempo la recordé gracias a aquel poema, hasta que le hablé de flores amarillas saliéndome del ombligo. Aquello que fuera mi primer poema, y que no citaré porque es la copia de una copia de otra copia, fue lo que me acercó a esta mujer que dice escribir sin rabia.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/para-leer-a-una-mujer-primavera/

    Nicanor Parra: artefactos poéticos

    Por Robert Ráez

     

     

    Se escribe contra uno mismo

    Por culpa de los demás.

    Composiciones I

    Chile es un pasillo largo y estrecho por donde juega, entre ataúdes imaginarios, Nicanor Parra. Escribe versos y hace grafitis donde trata de explicar las cosas en su mínima expresión. Una silla es igual a una silla imaginaria de la misma manera que una mesa es lo mismo que una mesa imaginaria.

    Sobre esa mesa imaginaria descansa un libro imaginario. Es un libro enorme en realidad, enorme, aunque imaginario. Lo escribió el hombre imaginario. El hombre imaginario es la fotografía de un viejo con el pelo largo que mira un bosque de ataúdes y sillas regadas. Un viejo vencido por la palabra. Abandonado por la poesía.

    Un viejo que parece el rey del punk. Que le gana todos los punkis juntos.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/nicanor-parra-artefactos-poeticos/

    Antipoesía eres tú

    Por Elizabeth Soto

    Se escribe uno mismo por la culpa de los demás por la destrucción que quieras asumir, tú decides qué es lo que haces, poesía o antipoesía, ser patético o ser ridículamente un ser que no tiene ganas de intentarlo. A eso me debo, a los deseos de hacer o sentir, en un espacio que debes crear porque las circunstancias a veces condicionan la mente, porque pueden venir a imponerte sentimientos que en realidad no concretes, entonces tú mandas, en tu vida y en lo que escribes. La poesía pasa, la antipoesía también. Todo pasa, lo bueno y lo malo, es aquel concepto de impermanencia del que tanto hablamos, de ser congruentes en el ámbito de la existencia. De creerte o inventarte de un modo para que existas, para convertirte a ti en ese hombre imaginario, de noches, tardes, balcón, paisajes, hechos, mundos, sombras y hasta sexo imaginario. Pero no creo en la vía violenta/ me gustaría creer en algo/ pero no creo/ lo único que sé hacer es verte encoger los hombros/ y estar atada a ti y a simples ventanas de escritura. Así debe ser el poeta, pero el poeta no eres tú, soy yo quién recrea la poesía, tú vendrías siendo el que duda, vendrías siendo la sensación del papel en blanco. Tú y yo vamos a superar la página en blanco.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/antipoesia-eres-tu/

    Segunda mirada a un “Animal de otra raza”

    Por Mariela Varona

    Ya era hora de que los cuentos de Maribel Feliú encontraran abrigo en un magnífico estuche, como lo es esta edición de La Luz. Una cubierta hermosa, de una sencillez llena de sugerencias, expresa de maravillas lo esencial que encontrará el lector en este libro. La fotografía de Norlys Guerrero Pi que la ilustra, esta mujer de pelo largo, de espaldas, con una manzana que pide a gritos la primera flecha, pudiera ser un álter ego de Maribel Feliú y de la espera en que su vida literaria ha estado expuesta a mil contratiempos.

    En la contracubierta, debajo de la foto de la autora y su sonrisa más dulce, hay una breve nota donde se enlistan premios y publicaciones. Los escritores sabemos que detrás de cada libro, de cada premio, hay horas de ansiedad, trabajo, desesperación, estrecheces, renuncias y noches de insomnio. Pero cuando en vez del genérico «escritor» hablamos de «escritora», hay que agregar atrasos en el lavado de ropa y la limpieza de la casa, angustia por terminar de hacer una comida que el resto de la familia está esperando; una cola interminable de quehaceres donde creemos ahogarnos y lo peor, no tenemos ninguna justificación para pedir auxilio.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/09/segunda-mirada-a-un-animal-de-otra-raza/

    Las mujeres de Juan Siam

    Por Mariela Varona

    Cada libro que acompaño en Ediciones La Luz tiene un significado diferente. Declaro que a todos los he amado con mayor o menor intensidad, y ese amor, como es lógico, es proporcional al trabajo de parto de cada uno. Hay libros sencillos donde mi ojo de correctriz es apenas necesario; otros cuyo proceso fluye rápido, apenas sin trabas burocráticas ni técnicas. Cuando los ponemos en el regazo de sus padres o madres (autores/as), la sonrisa está despojada de solemnidad, pues no ha sido un parto tan difícil. Pero hay libros complejos con tablas y gráficos, otros que se demoran en salir, algunos que tienen que vencer mil obstáculos para venir al mundo.

    Y ese es el caso de Indicaciones para divorciar a un hombre, del poeta, narrador y profesor universitario Juan Siam, nacido en Banes en 1960. Este es uno de esos libros que sabemos esperado por muchos, y por eso cada semana y cada mes de demora es angustiante, hasta que al fin podemos cargarlo, examinarlo, manosearlo y olerlo, y la sonrisa se convierte en risa de alivio, de distensión, de maternidad satisfecha después de batallar duro porque el recién nacido venga sano al mundo.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/las-mujeres-de-juan-siam/

    Indicaciones para divorciar a un hombre y otras confesiones de Juan Siam

    Por Erian Peña Pupo

    La historia se compone de fragmentos de memoria, piezas de un puzzle a medio armar, partes escindidas de un cuerpo mayor que no siempre acaban cuajando en el ser nacional.

    Los grandes relatos —los hombres desde el Génesis, o quizá un poco antes, hasta hoy, preferimos, obstinados, los grandes relatos— sustituyen las pequeñas historias, que sobreviven como susurros, como voces en la oscuridad de la memoria personal o colectiva.

    Estas voces, que no leemos en las páginas oficiales, en los periódicos o los libros de docencia, están dispuestas a saldar esa y otras deudas con la verdad (la microhistoria, dicen los investigadores). La verdadera historia —contada por el vencedor en cada momento— se arma del sustrato de todos los días, en la cotidianidad, incluso en la calma. Se alimenta de la ausencia, del miedo, del llanto, del viaje y el éxodo, de los errores, de la locura, de la familia, de las relaciones amorosas, y también de la esperanza.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/indicaciones-para-divorciar-a-un-hombre-y-otras-confesiones-de-juan-siam/

    La belleza más humana: poses (+spot)

    Presentación de Poses (Ediciones La Luz, 2019), de Norge Luis Labrada

    Por Luis Yuseff

    I

    Como un centinela permanece junto a la balaustrada. Apenas se acerca al entramado metálico. Me acerca un libro. No quiere dejarme ir, lo advierto en cada nuevo motivo que introduce en la conversación. Una conversación que nunca termina. Luego, me despide con un abrazo, uno de esos que parecen no querer retener nada ni a nadie, y que solo ofrecen quienes no están acostumbrados a dar o a recibir demostraciones de cariño. Finalmente bajo las escaleras y cierro con celo las puertas blancas. Dentro queda un muchacho de 30 años, sus manos hermosas comienzan a apagar luces. Simplifica ruidos. Prepara o no algo para comer. Lava su cuerpo. Tiende una sábana oscura sobre el enlosado donde otros durante el día agotaron la jornada. Repasa las horas. Enciende la pantalla del teléfono: recibe/envía «peligrosas fotos digitales». Su perfil de mártir cristiano va quedándose inmóvil sobre el brazo que hace de almohada. Duerme poco la mayoría de las veces. El maniquí desnudo y sin rostro que lo observa desde todas partes, adquiere una inesperada movilidad y su rostro desdibujado hasta ese momento en la oscuridad comienza a reproducir imprevistamente las facciones de Enrique III de Francia. La noche de Nina Simone está por ofrecer sus mejores frutos. Los paparazis de las avenidas corren veloces tras ella, tras Enrique III de Francia y tras el corazón de este muchacho de 30 años, que ha comenzado a desintegrarse dentro del agujero donde vive y construye sus poemas.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/la-belleza-mas-humana-poses/

    El enterrador de libros (+ Spot)

    Por Luis Yuseff

    I

    No es el título de una película de Netflix. Tampoco es un bestseller. Más bien es la historia de un poeta. Y ni a Netflix ni a los bestseller le interesan demasiado estas verdades. Aunque bien contadas, creo que podrían servirles a ambos para mantener atentos a miles de seres humanos en todas partes del planeta, sin importar edades, razas, ni religiones. Todos los días no aparece en nuestras vidas un enterrador de libros. Reynaldo Zaldívar es uno de pocos.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/el-enterrador-de-libros-spot/

    Mayda Pérez Gallego, te invito a un café

    Por Luis Yuseff

    I

    Verano de 1995 con sus tormentas al final de la tarde y sus bosques de acacias junto a las líneas de los trenes. En la sala de Literatura de la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, Belkis Méndez ─único ser a quien me había atrevido a mostrarle mis poemas, transcritos con una letra legible, casi ajena para la ocasión─, hablábamos también, de música. Ya no Frederick Chopin ni la legendaria María Callas con su voz de pájaro triste, sino de Mercedes Sosa, La Negra. «Tienes que conocer a MPG», me aseguró, y la promesa vino a concretarse un par de meses después, cuando Mayda estuvo de regreso de un viaje a La Habana; solo que no fue Belkis, sino el periodista Rubén Rodríguez quien me condujo hasta aquella casa de la calle Fomento, a la que se ascendía por una escalera ruinosa y de uno en fondo, después de empujar una suerte de portón improvisado al que se accedía sin mucha dificultad. A la puerta, invariable, Mayda Pérez Gallego te recibía ─lo supe después─ con una sonrisa espléndida. Su cuerpo pequeño, el cabello rebelde y sin cortes de estilo, contenían a una mujer por momentos irónica, nunca ofensiva; y otras frágil, insegura, con una sensibilidad que la delataba cuando se quedaba atenta escuchándote, sin hablar.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/mayda-perez-gallego-te-invito-a-un-cafe/

    Luces de emergencia: palabras para una exposición

    Por Moisés Mayán

    Toda vida es un conteo regresivo. Con escasos meses de diferencia Eliécer Almaguer, Yanier H. Palao, Rafael A. Inza, Irela Casañas, Zulema Gutiérrez, y yo, cruzamos una levísima pared de niebla, una suerte de nebulosa que en materia simbólica era casi tan efectiva como el muro de Cisjordania, casi tan absurda como el muro de Berlín. Habíamos cumplido 35 años. Una suerte de pecado imperdonable.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/luces-de-emergencia-palabras-para-una-exposicion/

    Cartas al peregrino

    Por Luis Yuseff
    Trato de regresarme en el tiempo ꟷasunto que ha ocupado hasta el cansancio a los sabios de antes y a los de ahora y a los que vendránꟷ y me sorprendo de perfil, contra el mar fugitivo de tu pequeña aldea. En esa imagen me adivino joven y amado, más bien codiciado por algunos seres facinerosos. A partir de ese instante, en el que apenas supero los veinte años, comienzan a sucederse vertiginosamente, recuerdos que pueden o no ser similares, pero donde aparece una y otra vez el mar. El mar y un hombre en el paisaje, solo que el mar resulta ser siempre el mismo y el hombre, el de ahora, ya no luce su antigua cabellera. Las hambres también son las mismas, pero los cuerpos amados han ido desintegrándose en la memoria como si los hubiera expuestos a una nube radioactiva.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/08/cartas-al-peregrino/

    A la luz se escucha mejor

    La orquesta de Cámara de Holguín se une en un recital de música y poesía a jóvenes autores del catálogo de Ediciones La Luz, en el Teatro Eddy Suñol en su primera presentación de regreso a la normalidad.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/07/a-la-luz-se-escucha-mejor/

    Tres sonetos de Nicolás Guillén

    Por José Luis Serrano

    Uno de nuestros ensayistas más lúcidos, Roberto González Echevarría, ha establecido con argumentos muy sólidos la siguiente verdad: «La crítica más avanzada de Nicolás Guillén ha demostrado que no fue un poeta sino muchos poetas. El Guillén monolítico, esculpido por críticos y burócratas para convertirlo en un monumento llamado El poeta Nacional de Cuba ya no tiene vigencia ni validez».[1]

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/07/tres-sonetos-de-nicolas-guillen/

    Vine a contar las campanas

    Venía del desierto. Atrás quedaba Antofagasta, franja indómita apretada por una cadena de montañas contra el oleaje del Océano Pacífico. Antofagasta, con sus tiendas de gitanos junto a las perfectas autopistas que se deslizan, sinuosas, sobre la llanura, donde miles de cruces —animitas del desierto— custodian las carreteras entre flores de piedra, mientras nos apuramos en llegar a una Oficina salitrera donde —dicen— cantó Enrico Caruso.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/07/vine-a-contar-las-campanas/

    ¡Niños, escuchen la luz!

    El mejor momento para llegar al libro es la infancia. La mente está más dispuesta a la magia en ese estado de gracia que es la niñez. Por eso apostamos, en La Luz, a conquistar desde el principio de la vida a los lectores.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/07/ninos-escuchen-la-luz/

    Héctor Luis maravillado*

    Por Rubén Rodríguez

    Alice in Wonderland es una bomba. Sí, porque es un libro que revela desde la primera página una premisa esencial de la literatura infanto juvenil, a través de una interrogante que invita a la polémica y enciende la candelita: ¿Para qué sirve un libro sin diálogos ni ilustraciones? Así exclama la infeliz —infeliz de desdichada, no de apocada ¡bendita polisemia!— en medio de un picnic apropiado para gente adulta e hipersensible, no para una niña que, a todas luces, padece lo que la preceptiva llama síndrome de déficit de atención e hiperactividad.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/11/hector-luis-maravillado/

    La fiesta de té de los soñadores despiertos

    Por Liset Prego

    Los invito a una fiesta de té que no termina nunca, y que empezó cuando un señor muy ocurrente paseaba en una barca junto a un amigo y tres pequeñas hermanas. La historia que hilvanó aquel señor fue luego el regalo de cumpleaños para la más pequeña de las navegantes, Alice.

    Así Charles Lutwidge Dodgson (Lewis Carroll), matemático y escritor inglés, abrió en 1864 un portal a otro universo, entregó las coordenadas de un mundo absurdo más allá de las puertas de la vigilia e inició el convite fantástico.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/11/la-fiesta-de-te-de-los-sonadores-despiertos/

    Las poses verbales de Norge Luis

    Por Eugenio Marrón

    No está de más recordarlo: postura –que viene del latín positura- es la manera en que cualquier persona se pone o, más exactamente, está “puesta”, vale indicar, lo concerniente a su colocación, figura o situación. Así, “pose” es la apariencia poco natural, principalmente la que pintores, escultores y fotógrafos le solicitan a sus modelos. Y también se designa como “pose” a los procederes y modos de hablar presuntuosos, o para decirlo mejor, al fingimiento. Tales posibilidades, adecuadas a los usos de la argumentación, sea oral o escrita, advierten una labor en la que cada paso a seguir en la colocación de las palabras, adquiere un valor tan singular como manifiesto.

    Seguir leyendo

    Enlace permanente a este artículo: https://edicioneslaluz.cubava.cu/2020/11/las-poses-verbales-de-norge-luis/

    Cargar más